16 noviembre 2008

DE CAPILEIRA A SOPORTÚJAR

*

Con este mirador, como excelente final, ubicado a la entrada de Soportújar
*
... nos deja, bajo el libre caminar, en este punto tan exacto y blanco de Soportújar
*
Y que, en un abrir y cerrar de ojos, y por esta empedrada vereda ahora...
*
Cortijos varios junto a los que pasamos
*
Con la Sierra de Lújar como gran pantalla, con el pueblo de Los Tablones de Órgiva debajo ahora, el de la izquierda, y el de Órgiva a la derecha
*
Presa de Rules que tenemos delante de nuestros ojos como referencia y el litoral mediterráneo brillando allá lo lejos sobre el horizonte
*
Con este fuerte desnivel como vemos, y empezando a pisar el freno
*
Abandonándola al poco, pasado el sendero que lleva a la derecha a la Fuente del Gato, la carretera ya asfaltada, tomando este camino que baja en picado hacia la localidad de Soportújar
*
Hasta llegar a la Casa Forestal ahora de Soportújar, con esta secuoya próxima y como referencia en el caminar de los pasos y vehículos; ya sobre la pista principal que sube a Puente Palo.
*
Carril o pista sobre la que desemboca el sendero, después de dejar atrás la Casa Forestal de Prado Grande, y que tomamos con este color y sabor otoñal tan estupendo.
*
Con hermosas vistas de esta cara de la Loma de Cáñar completamente nevada, y con algunas de sus cumbres más emblemáticas, las de Cerrillo Redondo por ejemplo, junto al Pico del Tajo de los Machos por allá más arriba, y que nos han dado la cara durante un buen rato
*
Atravesando este agradable pinar primero
*
Pista que cruzamos enseguida y que nos baja en picado, tomando este sendero que vemos
*
Llegando en unos minutos a este punto señalizado en el camino: cruce con el carril carretero que sube hacia el Área Recreativa de Puente Palo. "A Capileria 9,5 km." tal y como se indica en el mismo, camino que hemos traído nosotros hasta ahora a la derecha y parte de ese tramo 5 del Sulayr que nos hemos "almorzado".
*
Y ya, todo cuesta abajo, que le damos a la alpargata
*
Llegando a este punto del camino y señalizado, en donde hacemos ese alto obligado para reponer fuerzas, a las 3h.y 25 m. desde que iniciamos la marcha
*
Vistas que no dejan de sorprendernos de esta vertiente de la Loma de Cáñar, contrafuerte que, junto con la Loma de Cuerda Alta (Tajos Altos), Tajos de los Machos, Tajos de la Virgen y del Nevero suben hacia el Veleta
*
Hasta que la vemos desaparecer porque ya se encuentra entubada
*
Así que, parada tras parada, no podiamos resistirnos a tanto contraste
*
Acequia del Almiar, sobre la que continuamos nosotros caminando, disfrutando a la par del agua y del paisaje
*
Viejo roble caído junto al camino, y que seguramente habrá visto pasar por aquí tantos caminantes
*
Agua que es la fuente y vida de estas tierras desde la antiguedad
*
Y como... no sólo del agua vive el hombre... pues aquí que le damos un toque a la bota para ir abriendo ganas de comer
*
Cumbres nevadas que se reflejaban de la Loma de Cáñar, como vemos a la derecha de la balsa; además de ese cerco de la umbría convertido en hielo, a la izquierda, por las bajas temperaturas que se dejaron caer por aquí, durante la noche, como consecuencia de la altura.
*
Balsa del Almiar a la que llegamos después de caminar junto a dicha acequia durante varios kilómetros
*
Camino que era todo un reguero de vida y muestrario de la naturaleza
*
Y por aquí ya que empezaba lo bueno y a acompañarnos: la Acequia del Almiar
*
Para al poco, tomar este cortafuegos, por el que ascenderíamos un poco, y que abandonaríamos girando a nuestra izquieda junto al hito de madera que tenemos delante
*
Y que abandonaríamos en este punto señalizado. Dejando la pista que sube y continúa hacia la derecha, para nosotros seguir por el Sulayr
*
Tramo del carril o pista por el que seguimos caminando y que sube hacia el Refugio del Cebollar
*
Nuevo cruce de caminos con el que nos topamos pero debidamente señalizado como vemos
*
Aunque Pampaneira, como vemos, tampoco se quedaba atrás
*
Asi que hoy le tocaba a Capileira, el estrellato y blanco
*
Y un pequeño alto en el camino nunca viene mal. Y si además se cuenta con estas vistas y alfombra tan natural, pues mejor para la vista y el cuerpo, no?
*
Y aquí una instantánea en la que se ven los tres pueblos del Poqueira y como cogidos de la mano: Capileira, Bubión y Pampaneira
*
Y más del Mulhacén y nevado, contrastando con este otoño
*
Cuesta arriba que seguimos y seguimos, con el oro del camino como premio
*

Y al otro lado del Barranco del Poqueira, y tirando de zoom, aquí tenemos a Capileira también como vestida de blaco
*
Cara sur del Mulhacén y a la que estamos menos acostumbrados a ver nosotros
*
Con estas vistas y majestuosas: El rey Mulhacén para ser más exactos con su rango
*
Primer cruce de caminos con el que nos encontramos: a la izquierda iríamos a Bubión; a la derecha, y continuando cuesta arriba con el Sulayr, más subidón, a nuestras espaldas, para ir abriendo ganas.
*
Y ya, todo cuesta arriba, que le damos a la alpargata montañera
*
LLegando hasta el Puente Chiscar, y que cruzamos; salvando el río Poqueira en este punto tan transitado como vemos
*
Agua que ya empezaba a acompañarnos, como regalo y alarde de esa generosidad que se derrama por estas tierras.
*
Y bajo un otoño que hoy daba muestras, más que sobradas, de ese encanto y colorido tan característicos
*
Bajando por este agradadable sendero primero, con toda esa enorme cicatriz tan marcada sobre la tierra, el Barranco del Poqueira, haciéndole honor a su nombre.
*
Panel informativo del Sulayr (GR-240) que ya tenemos delante, y cuya parte del tramo 5 del mismo recorreriamos hoy, desde aquí hasta el cruce con el carril que sube al Area Recreativa de Puente Palo, unos 9,5 km. en total del susodicho.
*
Vista de las altas cumbres de Sierra Nevada que ya obtenemos desde aquí, en vivo y en directo, durante la "buena" y corta bajada hacia el río Poqueira. Para ir calentando piernas, vamos.
*
Con un fuerte descenso hacia el Barranco del Poqueira
*
Altiva Capileira hasta la que nos acercamos hoy para comenzar la ruta sobre las 10:10 h. de la mañana
*


Pueblos del Poqueira de los que ya tenemos una estupenda toma desde el autocar antes de nuestra llegada a Capileira, con Sierra Nevada coronando y toda vestida de blanco. De abajo-arriba: Pampaneira, Bubión y Capileira
*

DE CAPILEIRA A SOPORTÚJAR
<->
Desde la altiva Capileira, a 1.432 m.a., puerta natural al Parque Nacional de Sierra Nevada, además de conjunto histórico-artístico, y haciendo honor a su nombre y/o etimología, “lugar más elevado”, “cumbre” o bien por aquello del ”capilar”, ubicado en la parte más alta del cuerpo, en nuestra posición erecta, la cabeza, comenzamos la ruta que hoy nos ocupa, sobre las 10:10 h. de la mañana. Dejando atrás, y con pena, por la falta de tiempo por supuesto, toda esa maravilla alpujarreña, con un pronunciado descenso hacia el río Poqueira, atravesándolo por el Puente Chiscar, construido junto a unos enormes peñascos, en donde el rugir del agua nos invita a que nos paremos para escuchar su mensaje. Un recorrido de poco más de 1 km. y 150 m. de desnivel para hacerle honor y justicia a la agradable vereda que hasta aquí nos acerca.
Desde este punto del río iniciamos ahora la única y fuerte subida con la que cuenta la ruta por la Loma de Soportújar, la opuesta a los 3 pueblos del Barranco del Poqueira: La blanca Pampaneira allá abajo, cobijada como siempre en su agradecida, por ser la primera según se llega, y agradable ubicación, la menos castigada por el sol; Bubión, perla y blanca, a pleno sol y cielo; y la altanera y almidonada Capileira, presidiendo el barranco. Pueblos de la alta alpujarra granadina que veremos desde este otro ángulo; integrados como siempre con el paisaje, pero desde una diferente toma a la que estamos comúnmente acostumbrados; y que, unidos a la vista de las caras sur del Mulhacén y Veleta, con su recién caído manto blanco, hacen que las digitales se nos disparen, atrapándolos para el recuerdo.
Subida y/o subidón, según cómo nos encontremos de fuerzas, que tiene unos 514 m. de desnivel, y 4,5 Km. de longitud. Recorriendo los 2 km. iniciales a través de una escarihuela, y los 2,5 Km. restantes, por una pista, ya de una forma más suave y respirable.
Como referencia y añadidura, de la que no pesa pero ayuda, decir que, una vez cruzado el río Poqueira llegaremos al poco a un cruce de senderos: el de la izquierda nos llevaría hasta Bubión (atravesando el río antes por el Puente del Molino); y el de la derecha, parte del tramo 5 del Sulayr (GR-240), y que nosotros traíamos desde Capileira y que va hacia Puente Palo. Así que, continuando cuesta arriba que le seguimos dando a la alpargata, atravesando Los Pradillos y los Barrancos Haza Redonda y de Rosas; encontrándonos durante el recorrido con algunos restos de antiguos cortijos que siembran todas estas tierras, llenas de bancales y amplia historia. Todo bajo un ecosistema de media montaña y de ribera; en donde abunda el bosque y el matorral, con dominio pleno del melojar y encinar sobre sustrato silíceo.
Sendero que desemboca en un carril carretero con varios cruces sobre el terreno y que nos puede subir hasta el refugio del Cebollar. Pero vayamos por partes. El carril asciende primero un poco para bajar a continuación y llegar hasta un primer cruce; a la izquierda un empalme lleva hacia Soportújar, y recto y para arriba de nuevo Sulayr que seguimos subiendo durante un tramo más largo ahora y con unas cuantas curvas para alternar con el paisaje. Llegamos a un segundo cruce con una letrero a la izquierda en donde pone "CHS Balsa de la Piuca", y que nosotros descartamos, continumos rectos por donde vamos, abandonándolo antes de llegar a una cerrada curva a la derecha, con un giro a la izquierda y continuando con el Sulayr que nos lleva; punto exacto, con señal de madera incluida sobre los pasos, "A Puente Palo 4,4 Km"; "A Capileria 6,1 Km", nuestro camino andado hasta ahora. Haciéndolo de nuevo por sendero y piso montañero, más que agradable, y que nos conduce hasta un cortafuegos. Tras comenzar a subir por él un poco, giramos nuevamente a la izquierda para comenzar ahora el agradable recorrido junto a la Acequia del Almiar.
Llegados al punto más alto de esta parte de la ruta y límite de municipios, a nuestra izquierda y abajo, como referencia y tan cercana, se encuentra el cerro de la Atalaya, muy próximo al Centro Budista O. Sel. Ling. (“joselín” para los amigos) y que nosotros visitaríamos el 11 de Octubre de 2007, a cuyo enlace http://josemerutass.blogspot.com/2007/10/puente-palo-y-centro-budista.html os remito, por si le queréis echar un vistazo.
Continuando con los pasos de la marcha, y tras ese rodeo y cambio de vertiente sobre la Loma de Soportújar (que según alguna cartografía consultada sería la unión y/o prolongación de la Loma de la Matanza, sobre la que nos encontraríamos ahora, con la Loma del Prado del Cebollar mucho más arriba, y en donde estaría ubicado el Pico de las Alegas) proseguimos con la Acequia del Almiar como compañera, cuyo recorrido seguiremos durante unos 3 Km., caminando entre robles centenarios de gran porte y encinas, ilustrándonos y recreándonos con esta construcción tan tradicional y que tanto caracteriza al paisaje alpujarreño.
Camino y pasos que nos llevan hasta la Balsa del Almiar, en la que merece la pena hacer un pequeño descanso para observar con detalle todo su componente hidráulico: conducciones, compuertas y aliviadero. Construcción esta otra tan típica, como apuntaba, y que se remonta a la época hispano musulmán de la Alpujarra; cuyos habitantes supieron sacarle tanto provecho al desnivel, repartiéndolo e invirtiéndolo sobre el terreno.
Continuamos pues por esta centenaria acequia, aproximadamente un escaso kilómetro más, mientras vamos observando, bajo nuestros pasos, las antiguas tierras de labor del Cortijo de Haza Llana, atravesando posteriormente el Barranco del Cestero; además de las vistas, que nos han ido dando la cara, seguido y sorprendiendo, durante un buen tramo de la misma, las de la Loma de Cáñar casi totalmente nevada, con algunos de sus picos más emblemáticos, Cerrillo Redondo, Pico del Tajo de los Machos, por allá más arriba; incluso, y hasta, las del mismísimo litoral mediterráneo, con la localidad de Salobreña como punto de referencia y mira. Abandonándola y con pena, en donde ya se encuentra entubada, poco antes de llegar a la pista o camino carretero que lleva, a la derecha, hacia el Área Recreativa de Puente Palo (a unos 800 mts) y que cruzamos seguidamente sobre la cota de los 1.750 m.a. Habiendo recorrido hasta aquí un total de 9,5 km. desde nuestra salida de Capileira, y tomando ahora una vereda de 4,2 Km. de longitud, iniciando el descenso final del recorrido.
La bajada, al principio entre pinares, nos encamina de nuevo hasta atravesar el Barranco del Cestero, que desciende hacia río Chico y que tenemos allá abajo, a nuestra derecha; y los parajes conocidos como El Cerezo (incluido el barranco del mismo nombre que también atravesamos), el Rehundido, y la Casa Forestal de Prado Grande, a través y después de una estrecha pista, muy poco transitada, que nos conduce al Cortijo Forestal de Soportújar. Cortijo que se encuentra junto a la pista principal que sube hacia el Área Recreativa de Puente Palo y que dejamos nosotros atrás, allá en el anterior cruce. Como más señas de identidad, frente al senderillo de la cercana Fuente del Gato, con una hilera de cipreses como referencia y entrada; cogiendo, a la derecha de esta casa, y como en picado, un nuevo camino que nos proporciona, en sus comienzos, unas vistas tan estupendas como amplias de la localidad de Órgiva, la Presa de Rules y de nuevo del litoral mediterráneo como horizonte y no tan lejano; acabando al final en una zona con varios cortijos; entre ellos el del Viso, y otro desde el que se organizan rutas a caballo.
Sin entrar a este último, a su izquierda, continuando como referencia ahora por la margen derecha del Barranco Frío, nos encaminamos hacia el último tramo del recorrido consistente en una vereda parcialmente empedrada y que finaliza en el pueblo de Soportújar. Siendo el recorrido total de la pista, junto con el de la vereda empedrada de unos 3,3 Km. En total, unos 7,5 Km. desde que abandonamos, allá arriba, el Sulayr, como referencia para los amantes de las cifras, y la parte más dura del descenso, para los programadores de los pasos.
Soportújar, sobre la que nos encontramos, a 945 m.a., y cuya etimología (lugar de soportales) nos remite a un antiguo poblado ocupado por los romanos. Pero que, hoy y aquí, que nos paramos en su espectacular mirador a la entrada del pueblo; observando al detalle, respirando de ese paisaje que se nos abre delante de nuestros ojos; y cómo, un curioso puzzle de pequeñas y verdes paratas de labor aparece justo debajo de nuestros pies. Adentrándonos a continuación, un poco, en los internos del pueblo. Paseando ahora, mientras seguimos caminando, y dando fe de esa construcción que le caracteriza: los soportales y tinaos, sus estrechas y empinadas calles, flanqueadas por sus blancas y típicas casas con esa asimetría tan aprovechada y ordenada a su manera; para acabar al final y reponiendo además, como merecida recompensa, esos fluidos perdidos durante el sabio y libre camino que nos trajo, mientras que hacíamos hora para la recogida del bus y posterior regreso a Granada.
*
- Accesos: Desde Granada a Capileira que nos desplazamos en autobús nuevamente, tomando la “Semi-Autovía” hacia la Costa, la A-44, con desvío posterior hacia las Alpujarras.
- Itinerario: Capileira, parte del tramo 5 del Sulayr GR-240, río Poqueira que cruzamos por el Puente Chiscar, Loma de Soportújar o de la Matanza ( según la cartografía consultada), Acequia del Almiar, salida del Sulayr (cruzando el carril por el que sigue y sube hasta Puente Palo), descenso en picado hacia la Casa Forestal de Prado Grande primero y después a la idem. de Soportújar, localidad de Soportújar.
- Participantes: Club de Senderismo El Bastón.
- Trayecto: lineal.
- Duración del recorrido: 5 h. y 45 m. (descansos incluidos)
- Longitud del recorrido : unos 17 Km.
- Dificultad: media-baja.
- Desniveles a salvar: en subida : 514 m.; en bajada : 150 al comienzo y los 805 m. al final del recorrido.
- Agua: aunque seguramente que nos la encontraremos por acequias y arroyos varios, se recomienda llevar.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Desde la Concejalía de Turismo de Soportújar me gustaría darle la enhorabuena al autor de este reportaje extraordinario. Me gustaría, asimismo, pedirle permiso para usar aquellas fotos realizadas en Soportújar, como material divulgativo de nuestro municipio. Un saludo. Mi correo es antosopor@hotmail.com

Joseme dijo...

Antonio: Tienes mi permiso